Vamos a contar mentiras (letra)

Dentro de pocas semanas
Dentro de pocas semanas
Tenemos la asamblea
Tralará
Tenemos la asamblea

Volveremos a mentir
Volveremos a mentir
Y a decir medias verdades
Tralará
Y a decir medias verdades

Me vendí la camiseta
Me vendí la camiseta
Por un puñado de euros
Tralará
Por un puñado de euros

Propuse una fundación
Propuse una fundación
Para suplir a Unicef
Tralará
Para suplir a Unicef

Es de un país democrático
Es de un país demócrático
Igualito que nosotros
Tralará
Igualito que nosotros

Luego cambiamos el nombre
Luego cambiamos el nombre
Y pusimos Qatar airways
Tralará
Y pusimos Qatar Airways

Y con un poco de suerte
Y con un poco de suerte
Nos harán un nuevo estadio
Tralará
Nos harán un nuevo estadio

Y ya no habrán problemas
Y ya no habrán problemas
Ni Camp Nou ni Joan Gamper
Tralará
Ni Camp Nou ni Joan Gamper

Le diremos Qatar Stadium.
Le diremos Qatar Stadium
Obra de Sandro Rosell
Tralará
Obra de Sandro Rosell

Y todo esto es por el socio
Y todo esto por el socio
Para no subir los abonos
Tralará
Para no subir los abonos

Que nosotros no engañamos
Que nosotros no engañamos
Ni con esto ni con nada
Tralará
Ni con esto ni con nada.

Que los socios son sagrados
Que los socios son sagrados
Y «no us enganyarem»
Tralará
Y «no us enganyarem»

Los aprendices de Judas. Por treinta monedas.

Dice el Evangelio de Mateo en el Nuevo Testamento que el precio por el que Judas Iscariote traicionó a Jesús fue de treinta denarios de plata. No se que valor sería el equivalente hoy en día a ese precio, ¿quizás treinta millones de Euros, aunque solo sea por la coincidencia del treinta?

Desconectado a medias (o enteras gracias a la voluntad de MoviStar) hace pocas horas me he enterado del cambio radical experimentado en el Camp Nou. (Rogaría que si en estas horas o días nuestro Estadio ha cambiado de nombre me corrijan, ya digo, cosas de las conexiones).

Treinta millones de euros. Camiseta, logos, publicidad casi en exclusiva en el interior del campo. Y todo gracias a una jugada de ventajistas jugadores de póker a bordo de los barcos del Mississipi, a cuatreros de caballos del “Far West”. Colando la publicidad en base a una fundación con fines sociales para al cabo de un año traspasarla a una línea aérea de un país con buenos contactos con miembros de la actual directiva.

Treinta millones de euros.

En la temporada 1997-1998, el presidente Núñez, remodeló y amplió el Museu que existe en el interior del Camp Nou. Junto a ello se remodeló el vestíbulo de acceso y la fachada de Tribuna. Una fachada adosada en cristal que contrastaba esplendorosamente con el cemento del resto del Estadi. Fue una de los aciertos que tuvo bajo su mandato. No todo había de ser nefasto. Mucho sí, pero no todo.

No se de quien fue la idea. Brillante. Un homenaje a los jugadores que durante más de 100 años habían defendido la imagen y camiseta del Club. Mejor o peor pero estaban todos. La cristalera se recubrió con un vinilo donde aparecía el nombre de todos los jugadores que hasta aquella fecha habían pertenecido al primer equipo. Ese que nos llena de orgullo. Esos jugadores que han hecho que este Club sea el que es.

Nombres en distintos tamaños, pero sin importar su legado ni su influencia. Todos eran importantes. Todos lo han sido para llegar hasta aquí. Era una muestra de la importancia de la historia en el Club, una manera de recuerdo imborrable, en un Club precisamente no muy dado a estas muestras.

No voy mucho al costado de tribuna pero tres o cuatro veces al año intento dar una vuelta completa por el exterior del Estadi. Me fijo en las placas de las peñas, en la pena que dan las explanadas, tanto de tribuna como de lateral, donde cualquier club con la historia que tenemos convertiría en una especie de museo exterior al aire libre. Y me detenía en la gran fachada acristalada. Me gustaba encontrar nombres desconocidos, inscripciones que se me habían pasado por alto. Comentar con los pequeños de la casa a cuantos he visto jugar en el terreno de juego.

Hoy, esto ya no existe. En su lugar un gran mural con algunos de los jugadores actuales acompañados por un par de azafatas y el logotipo inmenso de la compañía aérea. Incluso el escudo del Club a su lado parece diminuto.

Treinta millones de Euros. No había bastante. Ni con la camiseta, ni el logo por todos lados, ni la publicidad estática interior. No. Faltaba la guinda al pastel. La fachada del Estadi.

Y no hace falta que nadie pregunte nada en la próxima asamblea. Los ventajistas y cuatreros nos lo venderán como algo temporal, necesario para sanear la economía del Club. Esa que está tan mal como para fichar por 57 millones a un jugador. Aunque eso sí, los 42 millones millones que faltan para llegar a 99 son los que separan la falta de respeto al mundo.

Por favor, si alguien sabe si el nombre ya ha sido cambiado por el de Qatar Airways Arena, comuniquénmelo.

Mientras tanto me permito el placer de maldecir a quien tan poca consideración tiene para con la historia de nuestro Club. Y que no olviden la historia. Por treinta ya hubo un Judas. Estos son simple aprendices.

Matamos al pianista en lugar de a los malos

Leyendo tuits y comentarios por internet creo que nos equivocamos al matar al pianista. Los malos son otros, no el que está al piano, en el fono del local y al que solo le han puesto un piano para que interprete sus melodías.

Me explico. Estamos dando la culpa de la más que probable marcha de Thiago Alcántara del FCB al entrenador por no darle la suficiente confianza y darle minutos de juego. Esos minutos importantes y de calidad que si tuvo con Pep Guardiola en el banquillo. (Partidos contra Real Madrid y final del Mundial de Clubs contra Santos). Y el problema creo que es distinto.

En su momento se nos engañó con la cláusula de rescisión de su contrato, como han reconocido miembros de la directiva. ¿Qué sentido tenía esa cláusula para el club? Poca, por no decir ninguna. Salvo que se creyese que ese era el precio posible de venta del jugador. Si no es así es inexplicable.

Hemos oído durante mucho tiempo que el verdadero problema para la directiva era la masa salarial. Esa que había que disminuir como fuera. No hay que olvidar que al ser la partida más importante hace que se pueda entrar en pérdidas y beneficios rápidamente. Y eso significa tener que avalar o no.

Juntemos a eso la manifiesta falta de proyecto existente en estos momentos, puesto en evidencia cuando un día se nos dice que el segundo y tercero de abordo en la secretaría técnica dejarán el Club y al día siguiente se renuevan hasta más allá de lo que tiene acordado el primero, en este caso Zubizarreta.

Si partimos de la base de que hay jugadores en la plantilla intocables para esta directiva, ¿a quien más nos queda por vender para sacar dinero? Ya hemos visto el caso de Villa. ¿Hay algún otro jugador por el que nos darían esos dieciocho millones sin tener que fichar a otro para el puesto? Porque claro, está Alexis pero habría que fichar otro delantero, con lo que no sirve para el caso. Otro posible era Adriano pero a parte de menos dinero necesitaríamos reforzar también otra posición. El único que queda en la plantilla es Thiago. Nadie más.

Y sabían que con una clausula de 18 millones era vendible. Si se tenía que negociar era otra cosa. ¿Posibles candidatos? Real Madrid. En ese caso toda la mpoquería para el jugador. Eso ya está visto en este club. Manchester o City. Les daba igual. El jugador que era un pesetero. La sorpresa es Múnich. Ahí el malo de la película es otro. Más sencillo aún todo.

Olvidémonos de Tito. No creo que tenga nada que ver en esto. Simplemente le han dicho que para hacer caja se despida de Thiago. Ya está. Ni más ni menos. Y Tito Vilanova ya dijo en su momento que el entrenaba la plantilla que le dieran. A día de hoy esas palabras las tomo distintas a una primera impresión. Es un todo me viene dado. Y eso va  a hacer. No es él el responsable.

Los más utópicos podríamos creer que debería, si es así dimitir o marcharse. Tampoco estoy de acuerdo en eso. Si fuera amateur, sí. Pero él es profesional. Y ojo, no olvidar que en unas circunstancias especiales. Y no es secretario técnico. Ya vimos el año pasado que mucho caso no se le hizo. Su única demanda fue Thiago Silva. En su lugar le trajeron a Song. Más vale no analizar ni comparar.

Los malos se escapan mientras todos apuntan y disparan al pianista, sólo, sin más compañía ni defensa que su piano. Y estoy convencido que el pianista lo pasa mal.  Que el quería interpretar una melodía de Kelly Clarkson y en su lugar le obligan a tocar el waka-waka.

Carnaval en Mayo en el FCB

Supongo que debe ser culpa del tiempo. El frío y las lluvias que nos acompañan, junto con los atuendos de aún muchos transeúntes, dan la sensación que estemos en Febrero. En plenos Carnavales. Y lo acontecido estos dos últimos días sin duda es lo más parecido al miércoles de ceniza. Sí, ayer asistimos sin duda al “enterrament de la sardina”. Ayer, como fin de fiesta todos se sacaron sus disfraces y sus máscaras. Y el rey Carnaval se vio envuelto en llamas, en esa pira que lleva construyéndose durante buena parte del año.

Cuatro ruedas de prensa, en escasas 24 horas, son las que han realizado diversos integrantes del equipo del Futbol Club Barcelona. Cuatro y muy distintas.

Abidal.

Rueda de prensa inmaculada por su parte. Una persona que con su esfuerzo, tesón, se ha ganado a todos los seguidores del fútbol. No tan solo del Barça. De todo el deporte. Un ejemplo para una sociedad necesitada de ellos. Alguien que solo pretende demostrarse, a sí mismo y al mundo que se puede seguir compitiendo al máximo nivel. Que se puede superar la enfermedad.
El único a quien no le ha hecho falta ninguna máscara. Su semblante y sus lágrimas lo dicen todo.
A su lado el máximo representante del Club (temporal, no lo olvidemos nunca) y el grado superior de la parcela deportiva (más temporal aún si cabe). Ambos quitándose las máscaras de Don Tancredo que han venido exhibiendo durante largo tiempo. Sí, esos que se estaban quietos encima del pedestal, de un blanco inmaculado para así intentar confundir al toro por una estatua y evitar las embestidas.

Lo malo fue que se les cayó la máscara. No se la quitaron. Se les cayó sola, por su propio peso. Los “valors” pesaban demasiado. ¿Hay más riesgo en renovar a Abidal por un año que a Adriano por cuatro? ¿Siempre se han cubierto las veinticinco fichas del primer equipo? ¿Alexanco o Milito, por poner dos ejemplos, jugaron siempre en su último año? ¿No cabía en Abidal el rol de segundo lateral izquierdo o cuarto o quinto central?

Sencillamente, los Don Tancredo le han echado. Llámenle como quieran. En el Barça, eso de mantener las puertas abiertas hasta la eternidad muchas veces ha sido sinónimo de adiós muy buenas.

Víctor Valdés

Rueda de prensa extraña en sus prolegómenos. Periodistas atizándole ya el día antes por si no aceptaba preguntas. Y otra posición totalmente distante a la del Club. Para mí brillante en la exposición de postura y mejor aún en las respuestas a los medios. La máscara que le ha acompañado durante tantos años en la portería y en sus escasas apariciones sigue con él. Y yo sigo sin entender a los que se quejan de la fecha del anuncio y condicionantes. ¿Acaso el Club ha hecho lo correcto con Muniesa?, por ejemplo. ¿Para que esperar tanto a comunicarle que no se cuenta con él?
La directiva y cuerpo técnico ausentes. Unos debían valorar el ridículo hecho el día anterior y otros quizás en el que harían pocas horas después.

Puyol.

A este se le cayó la máscara de capitán. Y quizás también la de guerrero. Es lo que tiene a veces llevar dos a la vez. No sabes cual colocarte y una por otra la casa sin barrer. Convincente en cuanto a su lesión, mucho menos a la hora de explicar el cuando de la operación. Y sus excusas en cuanto a sus no comparecencias explicando el tema rozan, en muchos casos, el más pueril escaqueo. A eso juntémosle su agradecimiento a la directiva. Acabé contando los años que quedan hasta que cumpla los cuarenta. Me asusté. Por lo peor.

Tito Vilanova

Imagen de este Carnaval pasado. Como la Doppia de la Comedia Italiana, ampliamente representada. Su mitad frontal, blanca, vista durante el principio de temporada se dio repentinamente la vuelta no se sabe muy bien cuando. Y ayer nos mostró su cara posterior. Negro intenso. Sus gestos, sonrisas, no tenían nada que ver con el entrenador de Septiembre-Octubre. Un personaje de vuelta de todo. Hasta cierto punto asqueado o harto de su papel. Imagen del general que ha vencido una batalla a cambio de perder a la inmensa mayoría de sus hombres. Ni denota alegría por la consecución del título o de los cien puntos. Como si supiera que la otra mitad del disfraz ha quedado por el camino hecha jirones. Más allá de sus palabras me quedo con su lenguaje gestual. Lo dice todo.

Los que hoy le aplauden y los que dicen confiar en él son los mismos que cuando iba de blanco le buscaban sustitutos.

Me da la impresión que se ha quedado solo. El y su máscara. Tuvo la oportunidad, ayer y anteayer, de convertirse en ángel. Y lo ha hecho en la peor forma. La del ángel caído.

Directiva, Secretario técnico, Entrenador y Capitán. Cuatro decepciones. La peor con mucho la del entrenador. Otras las intuía, esta no.

Nos queda esperar. Y esta vez la espera será corta. Este vestuario se sujetaba básicamente por los valores que circulaban. Una vez estos enterrados poco queda más que los egos personales. Y en eso empiezan todas las derrotas.

Empiezan tiempos de Cuaresma.

Ya somos mayorcitos para según que cosas

Hace años, una parte de los problemas de física, y muchas veces de lógica se formulaban con algo así como:

 “si un tren viaja de sur a norte a una velocidad de ……” Y así proseguía.

 Joan Ollé lo complicó un poco más en su sensacional “Problema”, musicado por Ramón Muntaner,  pero en él involucraba al amor, fantástico motivo literario pero ajeno totalmente a lo que incumbe en este post.

 Siempre he sido de letras, y por tanto, cuando era el momento de aplicar fórmulas lo pasaba mal. Cuando tan solo eran problemas lógicos se me daba mejor. No mucho, pero mejor.

 Hoy, me doy cuenta que la Directiva del Futbol Club Barcelona se ha propuesto reformular estos problemas lógicos, a sus socios y aficionados, de una manera mucho más amena y futbolística. Pero, no nos engañemos, siguiendo la misma técnica. Normalmente, en este tipo de problemas, lo importante es introducirte un número importante de elementos superfluos para que pierdas el sentido inicial de la pregunta. Y en eso está la Junta Directiva.

 Vamos a hacer un repaso.

 El 16 de Julio del año pasado, 2012, se dice que hay cerrada la contratación por 60 Mills. de euros. Este acuerdo se realiza con el Santos según todas las noticias. Pocos días antes, el periódico Sport nos indicaba que el acuerdo con el jugador es total y que el problema será el precio para un futbolista cuyos derechos están repartidos entre el santos (55%), la empresa Tercera estrella (5%) y el Grupo Dis (40%). Y ojo, el jugador debería cobrar un 10% del importe total del traspaso. A todo esto recordemos que Neymar cambia de representante, su ficha es ostensiblemente aumentada en Santos e igualmente rebaja su tanto por ciento en cuanto a derechos de imagen.

Sigue leyendo