Pensamiento intelectual maquiavélico.

Un amigo me preguntó si le suponía, a la junta directiva, que hoy nos representa, estas tres palabras. Pensamiento intelectual maquiavélico. Esto venía a cuento de una reflexión mía en un tuit que decía “Creo que en el fondo la directiva está donde quería. Con Tito cuestionado (en la opinión pública) y ellos sin tener que tomar ni una decisión impopular en su momento”.

Y todo lo acontecido hace que me reafirme totalmente.

Por estas fechas, el año pasado, Pep Guardiola decía adiós. En mi opinión tan solo un hasta luego. Pero eso da igual. El sustituto, Tito Vilanova. A mi entender un acierto pleno. Los que me siguen habitualmente ya saben mi opinión acerca de este tema (relación,…) Pero, y primera duda en vista de acontecimientos posteriores (basados en las opiniones expresadas más o menos camufladamente por los pregoneros del reino), ¿tenía alguna otra opción la directiva? ¿Se hubiese entendido otra elección? ¿O quizás tenían miedo a qué podrían contar los ausentes en caso de haber tenido que sustituir a todo el cuadro técnico?

Segundo punto. Una vez Tito confirmado como entrenador se reconoce el interés por Thiago Silva y Javi Martínez. Peticiones del entrenador. A cambio, y bajo la excusa de la marcha de Keita, llega Song. Para mí un buen jugador aunque no tiene nada que ver con lo solicitado. Razón de la llegada, buen precio. Es decir no pagamos los 40 millones por Javi Martínez pero sí los 25 por Song sin saber si serán o no útiles. Y un jugador que en, principio, los técnicos no contemplan.

Empieza temporada. Iniesta a banda y Cesc como interior. En muchos partidos lleva la batuta. Cambio en el sistema de juego, muchísimo más vertical, sorprende pero funciona. Parece lógico que se quiera cambiar cosas (vista la temporada anterior). El juego poco a poco se desplaza de Xavi como director a Cesc. Y llega finales de año. Y se renueva a Xavi hasta el 2016. No sé si atendiendo a razones técnicas o sentimentales. No lo sé. Pero a partir de ahí Cesc desaparece. El mismo caso es aplicable a la renovación de Puyol. Algunos me han comentado que así se deja en manos de los jugadores el saber retirarse vistiendo la camiseta azulgrana. Otra decisión, pues, no tomada por la directiva y dejada en manos de otros. Otra manera de no mojarse y quedar bien con la opinión pública.

Las posibles bajas que debían producirse la temporada pasada, tampoco se produjeron. Jugadores que habían cumplido, ellos sí y perfectamente, su ciclo en este equipo. Pero con gran parte de la prensa, de aquí y sobretodo de Madrid (por lo que se ve les interesa mucho) apoyándoles. Por tanto, bajas polémicas. No se produjeron. Ahora, y a la vista está, todo el mundo las pide. Ya está. Otra vez conseguido. Sin involucrarse ni quedar manchados.

No sé si Alexis (no lo creo) o Cesc (lo creo más) estaban en una posible salida. Pero eso sería reconocer lo mismo que se criticó a los anteriores con Ibrahimovic. Por tanto, mejor esperar que sea, primero los pregoneros quienes los cuestionen y después la afición quien los eche. Y así pueden seguir saliendo en la foto de blanco inmaculado.

Estoy cada vez más convencido que les sobra Tito. Es lo único que les queda de recuerdo de épocas anteriores. Cada vez más lejanas. Y también cada vez más maravillosas. Y también estoy más convencido que es el último bastión que nos queda a los que opinamos distinto.

Y tienen a los acólitos de turno haciendo el trabajo sucio. Ver y escuchar programas como el de anoche en Sports 3, (efectivamente da repelús ver y oírlos), o leer artículos de prensa y comparar trato a situaciones parecidas, da mucho que pensar. Pero estos, en su mayoría, hace mucho que ensucian. Y eso sí, la culpa, el que no está. Que es el mismo que se fue por cobardía, como dicen algunos.

¿Qué decisión importante ha tomado esta directiva hasta la fecha, salvo la de querer volver a integrar a los “nois molt macus”? Y no tan solo en el ámbito estrictamente deportivo. En ninguno. Todo son conjeturas, promesas, globos sondas,…

Quizás no tengan el pensamiento intelectual maquiavélico. También quizás porque no lleguen.